Tabiquería pladur

/Tabiquería pladur
Tabiquería pladur2017-12-05T12:42:50+00:00

Durante años solo hemos conocido el ladrillo como material para crear divisiones interiores en los edificios, con lo que se han ganado esa curiosa fama de ser “paredes de verdad”. El hecho de que casi todos nos hayamos criado en hogares con muros y paredes de ladrillo y que durante décadas jamás hayamos conocido alternativa (debido a la tardía importación de esta técnica de Europa) ha dificultado mucho la extensión de las placas de cartón-yeso, comúnmente conocidas como pladur. Pero a día de hoy…

¿qué ventajas ofrece el pladur?

  1. En seco – La diferencia que más rápido notaremos respecto de los tabiques de ladrillo es la ausencia de cementos y enlucidos de yeso, materiales húmedos que necesitan largos tiempos de secado y que ensucian.
  2. Ligereza – Al tratarse de paneles ligeros, el pladur es la opción perfecta para las rehabilitaciones y reformas, ya que apenas aumenta las cargas en los forjados.
  3. Rápida colocación – Aunque su montaje no es tan sencillo como puede parecer a simple vista, los tabiques de pladur pueden levantarse en apenas horas. Una vez se ha colocado la perfilería metálica, las placas se atornillan en cuestión de minutos.
  4. Acabado liso – El pladur no necesita de enlucidos para poder pintar. Una vez se encintan las juntas y se aplica la pasta a juntas y tornillos, el tabique está listo para ser pintado.
  5. Sin rozas – Los tabiques de hoy en día están llenos de instalaciones, tuberías y cableados recorren las paredes allá donde miremos. En las paredes de ladrillo es necesario hacer rozas, lo que tiene un coste económico y de tiempo, y si se quiere mover cualquier instalación, se requiere una nueva roza. Los tabiques de pladur al tener una cámara interior permiten introducir y mover instalaciones fácilmente.
  6. No produce escombro – El pladur es fácil de manipular y si cortamos una placa para encajarla en un tabique, el sobrante de ese corte puede seguir usándose perfectamente. Apenas genera desperdicios o escombros.
  7. Resistencia a movimientos – En las paredes de ladrillo, debido a su alta compacidad, es muy fácil ver grietas hasta con el más mínimo movimiento del edificio. Los tabiques de pladur si se ejecutan correctamente absorben los pequeños movimientos y evitan la aparición de grietas.
  8. La versatilidad – El pladur es fácilmente modificable y los fabricantes no dejan de crear nuevos tipos de placas para cada tipo de necesidad. De esta forma, a día de hoy, si se elije correctamente el tipo de pladur, podemos usarlo en cualquier sitio y situación.
Contacto